Falta y pérdida de dientes: causas, consecuencias y qué hacer
Atención al paciente:
Lun. - Vier. de 9:00 a 21:00
|

Pérdida de dientes o falta de dientes: causas, consecuencias y qué hacer

La pérdida de dientes o falta de dientes son algunas de las cuestiones bucodentales que más preocupan a los pacientes y que más afectan a su calidad de vida. Y es que, además de los problemas funcionales que ocasionan, la falta o pérdida de dientes, además, genera una gran inseguridad por las alteraciones estéticas que acarrea, condicionando la sonrisa y mermando el autoestima. 

Por este motivo, si has llegado hasta aquí porque te falta alguna pieza dental y necesitas información, desde nuestra clínica dental en Triana-Sevilla, queremos hablarte de las causas y consecuencias de la falta de dientes, y vamos a darte algunas orientaciones sobre qué hacer cuando te faltan dientes, cómo disimularlo y, sobre todo, qué soluciones hay para la pérdida de dientes. 

Pero, antes de profundizar en el tema, queremos decirte que, si has perdido alguna pieza y te preguntas qué hacer, o te preocupa que puedas perderlos, nos gustaría empezar diciendo que no debes preocuparte por nada, ya que la pérdida o falta de dientes tiene solución. 

Empezaremos por las causas de la pérdida de dientes y posible falta de piezas dentales. 

Causas de pérdida de dientes y falta de piezas dentales

Las causas de la pérdida de dientes o falta de ellos pueden ser muy diversas, siendo, además, diferentes para niños y adultos. Y, en ese sentido, el primer punto que deberíamos aclarar es la diferencia entre la pérdida de dientes y la ausencia de dientes. 

¿Pérdida de dientes y ausencia de dientes es lo mismo? El Dr. Rafael Martínez, odontólogo especialista en Dobleese, nos lo aclara: 

“La ausencia de dientes no es lo mismo que la pérdida de dientes. La ausencia de dientes, también llamada agenesia dental, es la ausencia del diente desde el nacimiento, es decir, es un diente definitivo que no sustituye al de leche y que nunca llega a nacer. Se puede dar el caso de que haya una ausencia de dientes de leche también, aunque es menos frecuente”. 

Sobre la pérdida de dientes, el Dr. Rafael Martínez, especialista en implantes dentales y tratamientos de encías, indica: “hablamos de périda de dientes cuando el diente ya existía y una causa externa ha provocado la pérdida. En los niños, lo más habitual es que sea originada por un traumatismo o fractura del diente y, en los adultos, por causas diversas, como una enfermedad periodontal, una fractura, endodoncias anteriores que provocan la muerte prematura del diente, piezas en mal estado que se van desgastando…etc.”

Entendida esta parte, vamos a hablar de las posibles causas de la pérdida o falta de dientes. 

Entre las causas de pérdida de dientes más habituales, detectamos que muchas de ellas están provocadas por la acumulación de placa bacteriana. Esto puede ocurrir, por un lado, por una higiene bucodental poco rigurosa y, por otro, por causas genéticas, como las enfermedades periodontales cuyo origen es hereditario (no todas son hereditarias, solo algunos casos tienen cierto componente genético). 

Distinguimos, entonces, cuatro posibles causas para la pérdida de dientes: 

  • Pérdida de dientes por caries: Cuando no lavamos bien los dientes y no realizamos un cepillado preciso, tanto de la lengua como de las piezas dentales, pueden aparecer las caries. La placa bacteriana se acumula en nuestros dientes y transforma los azúcares de los alimentos en ácidos que erosionan el esmalte. Estos ácidos pueden penetrar el diente, causando una infección en los tejidos del interior, que va avanzando hasta dejar el diente sin estructura suficiente para ser reparado, derivando en la consecuente extracción y pérdida de la pieza.
  • Pérdida de dientes por periodontitis: Se trata de una enfermedad periodontal que también se caracteriza por una acumulación de la placa bacteriana. Esta enfermedad de las encías tiene un origen multifactorial, además de un componente de ‘mal hábito’ de higiene, también puede influir otros factores, como predisposición genética. ¿Cómo se produce la pérdida de dientes por periodontitis? La acumulación de la placa bacteriana provoca inflamación, debilitamiento y, finalmente, la destrucción de los tejidos gingivales y pérdida de hueso que se encargan de sujetar los dientes, pudiendo provocar, en los casos más graves o desatendidos, la pérdida de dientes. 
  • Falta de dientes por fisuras o fracturas dentales: Pueden ser provocadas por traumatismos, infecciones, endodoncias antiguas o por otras afecciones, como el bruxismo. Las personas con bruxismo, ya sea diurno, nocturno o con ambos, rechinan los dientes y aprietan con fuerza las mandíbulas de forma involuntaria, provocando un desgaste severo de las piezas que puede derivar en fisuras o fracturas y, que estas, acaben provocando la pérdida de dientes. No se conocen muy bien las causas que provocan bruxismo, pero sí están muy relacionadas con la ansiedad y el estrés. También puede ocurrir que las piezas estén en mal estado y se vayan desgastando con el tiempo, hasta perderlo por completo. 
  • Pérdida de dientes por golpe o traumatismo: Por último, la pérdida o falta de dientes puede estar provocada por un impacto o traumatismo que provoca la fracturación del diente o de los tejidos gingivales que lo sostienen, provocando su desprendimiento.

Sea cual sea la causa que provoque la pérdida de dientes, es importante que acudas a un odontólogo para que diagnostique el origen y valore los mejores tratamientos. Además de aportarte soluciones para la pérdida de dientes, ayudará a prevenir la pérdida de otras piezas. 

Otro aspecto a tener en cuenta, comentado al principio del artículo, es que la pérdida de dientes definitivos en adultos tiene sus peculiaridades, con respecto a la pérdida de dientes definitivos en los niños. En los siguientes apartados, explicamos su diferencias, tanto en causas como en tratamientos. 

Falta de dientes definitivos en adultos

La falta de dientes definitivos en adultos, como hemos mencionado en el apartado anterior, está originada por causas diversas. Generalmente, la pérdida se produce porque el diente ha sufrido, ya sea un golpe o traumatismo que haya necesitado de la extracción, una endodoncia anterior que, con el tiempo, haya ido debilitando la pieza o, como ya hemos comentado, una enfermedad periodontal. 

Falta de dientes definitivos en niños

La falta de dientes en los niños puede entenderse de dos maneras, como hemos explicado al principio del artículo. Aquí debemos diferenciar entre la agenesia dental de nacimiento, es decir, la ausencia de diente definitivo (no nace porque no existe) y la falta de dientes por un traumatismo o impacto. 

En función del origen de la falta de dientes en niños, será necesario actuar de una forma u otra. 

¿Cómo detectamos la falta de dientes o agenesia dental en los niños? Durante el desarrollo, mediante radiografías, podemos detectar si hay ausencias y no va a nacer ningún diente permanente, tras los dientes de leche.

En la actualidad hay una tendencia de ausencia de dientes en muelas de juicio y podemos sospechar que, en un futuro lejano, puede que el ser humano nazca sin ellas. 

¿Cómo disimular la falta de un diente?

Si tienes uno o varios huecos en tu sonrisa, puede que acudas a Google a preguntar “¿cómo disimular la falta de un diente?” antes que a tu odontólogo, pero… esto no debería ser así.  Como odontólogos, la palabra ‘disimular’ no tiene las mejores connotaciones para nosotros, ya que abogamos por ‘resolver’ desde el origen, si podemos, en lugar de por disimular. Sobre esto reflexionaremos en el siguiente apartado más detenidamente, ahora, a pesar de que somos partidarios de soluciones permanentes, vamos a darte algunas soluciones para disimular la falta de un diente: 

  • Colocar un puente, que se apoya en los dientes adyacentes. 
  • Colocar un puente tipo Maryland, conocido también como diente Maryland, que es una prótesis fija que sustituye al diente ausente, utilizando como apoyo a los dientes que hay a su lado, unidos por unos apoyos o aletas de fibra de vidrio. Se utiliza, principalmente, como prótesis provisional estética, mientras se espera para colocar las prótesis definitivas. 
  • Prótesis removibles, de quita y pon, para reponer esos espacios. Nosotros no recomendamos este tipo de prótesis porque se apoyan en dientes sanos que, con el tiempo, acaban viéndose perjudicados. 

Si te preguntas qué es mejor un puente o un implante dental, lo cierto es que dependerá de cada caso. Nosotros siempre nos inclinamos por recomendar los implantes dentales por varias razones, que repetiremos a lo largo del post. Sin embargo, hay casos en los que la colocación de implantes no es posible, entonces, la siguiente opción sí podría ser colocar un puente. En cualquier caso, estas serían las principales soluciones que existen para disimular la falta de un diente. 

Disimular la falta de dientes: una reflexión que queremos hacerte

Como te hemos avanzado en el apartado anterior, disimular la falta de dientes es solo una solución temporal que no trabaja el problema desde la raíz. Desde nuestra experiencia, hemos notado que la mayoría de los pacientes dan mayor importancia a las cuestiones estéticas de su sonrisa, que a las funcionales de la propia boca. 

¿Qué ocurre en estos casos? Que cuando hay una afección o anomalía en nuestra boca, dientes, encías, mandíbula…etc. y estas no se solucionan desde el origen, acaban agravándose y ocasionando mayores problemas. 

En el caso de la falta o ausencia de dientes, cuando, por ejemplo, se dan en los dientes posteriores, como las muelas, los pacientes tardan más tiempo en buscar soluciones, porque no les afecta tanto en términos estéticos. 

En el caso de las enfermedades periodontales, es habitual que la pérdida de hueso comience en las muelas, generando movilidad hasta que se caen. Cuando faltan una o varias muelas, y el paciente acostumbra a masticar sobre el resto de dientes, como paletas y colmillos,  estos se sobrecargan y se debilitan, acelerando su desgaste y, por qué no decirlo, también su pérdida. 

Esta sería solo una de las consecuencias de perder un diente, pero hay más. Te hablamos de ellas en el siguiente apartado. 

Consecuencias de la pérdida de un diente o varios dientes

Las consecuencias de la pérdida de un diente -o varios dientes- abarcan desde los problemas funcionales de la boca a la hora de la masticación y el habla, hasta la falta de autoestima y que provoca por sus evidentes anomalías estéticas. 

Entre las principales consecuencias de la pérdida de dientes, estarían, la pérdida de hueso, pérdida de encía, empeoramiento de la función masticatoria, que se traduce en una peor deglución de los alimentos y peores digestiones, especialmente en personas mayores que llevan mucho tiempo con prótesis, problemas de fonación… etc. Podemos dividirlas en tres categorías.

  • Consecuencias de la estructura ósea
    • Pérdida de hueso: es una de las principales consecuencias de la pérdida de dientes. Cuando se pierde un diente, la falta de estimulación del hueso residual origina una disminución de la densidad ósea en esa zona. Si el diente perdido no se sustituye, con el tiempo, se pierde más hueso maxilar y se acelera el desgaste dental.
    • Reabsorción del proceso alveolar, que provoca la aparición de irregularidades o alteraciones de la mandíbula. 
  • Consecuencias estéticas:
    • La falta de dientes provoca evidentes disfunciones a nivel estético, disminuye el autoestima e impide sonreír con naturalidad. 
    • Con el paso del tiempo, la pérdida ósea acaba afectando a los rasgos faciales, como el labio hundido, pérdida del contorno y la densidad labial, generando un envejecimiento facial prematuro.  
  • Consecuencias funcionales:
    • Problemas de masticación: La falta de uno o varios dientes tiene consecuencias sobre la dentadura y puede provocar la mala trituración de los alimentos. 
    • Movilidad dental: Cuando hay un hueco en la mandíbula durante un tiempo, el resto de dientes comienza a desplazarse para ocupar su espacio. De hecho, extraer algunos dientes, es uno de los recursos que se utilizan en tratamientos ortodónticos para generar más espacio y provocar el movimiento dental del resto de piezas. En las enfermedades periodontales,cuando se pierden varios dientes de la parte posterior, los dientes delanteros empiezan a sobrecargarse y se abren hacia delante. A esto se le conoce como trauma oclusal. 
    • Problemas de fonación: Por último, problemas en el habla. Dependiendo de qué pieza dental falta y cuántas piezas se han perdido, puede afectar a la princionación de los fonemas o sonidos linguo-dentales y labio-dentales.

Me faltan dientes: ¿Qué hago?

Si se te han caído piezas dentales o tienes alguna enfermedad periodontal que pueda derivar en eso, es completamente normal que un día te veas mirándote al espejo y pensando “me faltan dientes: ¿qué hago?” con cierta inquietud. 

Lo primero que te recomendaremos ante la pérdida o falta de dientes es que acudas a tu clínica dental de confianza. Será el odontólogo u odontóloga los encargados de valorar tu caso de forma individual y recomendarte los mejores tratamientos. 

En Dobleese siempre recomendamos que sustituyas y repongas la pieza cuanto antes, para evitar las posibles consecuencias de las que hemos hablado en los apartados anteriores. 

¿Qué solución es la que recomendamos (siempre que se pueda)? La implantología. Sustituir el diente con un implante dental devolverá la funcionalidad de la boca y solucionará esos problemas estéticos que hemos comentado anteriormente. En ese sentido, si buscas una clínica de implantes dentales en Sevilla, te invitamos a pedir cita en Dobleese. Somos una clínica dental especializada en tratamientos de implantes y contamos con tecnología de vanguardia que consigue que el proceso sea más rápido y menos invasivo para el paciente, lo que se traduce en mayor confort y bienestar. 

Los implantes dentales son nuestra primera recomendación para solucionar el problema de falta de dientes, pero, no siempre es la más adecuada y dependerá de cada paciente. A continuación, te contamos las posibles soluciones para reponer un diente perdido. 

Reponer un diente perdido: qué soluciones hay 

Para nosotros, la mejor solución para reponer un diente perdido es colocarte uno o varios implantes dentales que sustituyan a la pieza o piezas perdidas. Entendemos que no todo el mundo quiere o puede ponerse implantes, ya sea porque el hueso está muy afectado o porque se busque una solución más económica. Sin embargo, de entre las posibles soluciones que hay, la colocación de implantes es la mejor,  por ser la más definitiva, resistente, práctica e incluso, estética. Se centra en ‘arreglar’ y solucionar el problema de la pieza que falta, sin dañar el resto de dientes. 

Además, gracias a los avances tecnológicos en odontología, existen los implantes de carga inmediata que brindan una solución óptima y se colocan en menos de 24 horas. 

Nosotros realizamos esta técnica en nuestra clínica y los pacientes quedan muy satisfechos con los resultados. Si te interesa, ponte en contacto con nosotros o amplia más información sobre los implantes dentales en el día en Sevilla.

¿Qué otras soluciones habría para estos pacientes que no pueden o quieren optar por los implantes dentales?

Otra solución sería la colocación de un puente. Esto requeriría limar los dientes adyacentes al diente ausente, por lo que acaba afectando a los dientes que están sanos, pero puede ser una solución estética y funcional, en algunos casos concretos.  

Otra opción sería con una prótesis de quita y pon, como hemos comentado anteriormente, pero, desde nuestro punto de vista, aún siendo la opción más económica, es una solución anticuada y poco recomendable, ya que los ganchos que utiliza se apoyan en dientes sanos que acaban viéndose afectados, en todos los casos. 

Para terminar, recordarte la importancia de acudir a tu odontólogo u odontóloga con regularidad para hacer un seguimiento de tu salud bucodental. 

Si vives en Sevilla y buscas soluciones para la pérdida o falta de dientes, llama ahora y solicita tu cita en Dobleese. Estamos encantados de recibirte. 

¿Estás planteando ponerte carillas dentales?
Te invitamos a ver nuestros tratamientos
O si lo prefieres, solicita tu primera visita gratuita
Call Now ButtonLlamar Gratis Ahora
¿Te llamamos?

Indícanos tus datos de contacto y te llamaremos lo antes posible por teléfono y sin coste.